Blogia
postpornstar

stereo total

stereo total Les arrancamos cinco veces del backstage. A la tercera, Françoise salió con un pitillo entre los labios y el bolso colgado del hombro, como para decirnos que no le pidiéramos más de lo que nos hubiera dado un día cualquiera en el salón de su casa. Brezel tenía otro ánimo ciertamente circense e hiperactivo que, sumado a la insólita vehemencia del público salchichero, bastó para insuflarle a Madame Cactus las ganas de jugar que le faltaban. Dans un état de surexcitation bailé, bailamos, musique automatique, hunger, national 7, exakt neutral, wir tanzen in 4-eck y mi preferida, liebe zu dritt. Sonidos de juguete con voz de golosina: un delicioso festín de electropunk popero.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres